Aunque en principio sean ‘enemigos íntimos’ (uno suele suponer la ausencia del otro), el escote en pico y el de hombros caídos a veces se conjuran como por arte de magia en un mismo traje de novia. Es una de las muchas tendencias ligadas a los escotes de la que hemos tomado nota en las últimas semanas, a medida que se iban sucediendo las distintas pasarelas de novias de Madrid, Barcelona y Nueva York, y ahora también las de Londres y Milán. Con tantas novias juntas, llama la atención precisamente eso: que dos de los escotes dominantes de las colecciones 2017 a veces aparezcan enfrentados pero, y, en ocasiones puntuales, se combinen en un mismo diseño, eso sí, casi siempre con la manga larga de encaje à la Catherine Middleton.

Otras maneras en las que se reinventan estas dos formas de enmarcar el décolletage de a novia: los vestidos de aire boho de la novia Coachella, que bajan la línea en la que se apoya el tirante hasta mínimos insospechados, las faldas campana y de línea ‘A’ con amplio escote en pico, que jugan con dos figuras inversas en un mismo vestido (un pico apuntando hacia arriba y otro hacia abajo), los vestidos minimalistas y los princesa con hombros clásicos al aire…

 

Fuente: http://www.hola.com/novias/galeria/2016052686020/vestidos-novia-escotes-tendencias-2017/1/